Combate mortal y nos vemos mañana.

princesss

A veces no somos conscientes del privilegio que supone tener un pedazo de plástico que confirme que somos legales.

Ningún ser humano es ilegal, esa es la premisa de la que partimos y con la que contamos ¿verdad? pues la realidad es bien distinta.  El privilegio de libre circulación, el estar “documentado”, el poder respirar más o menos tranquila si te piden el DNI, el poder asistir a cualquier evento con la certeza de que vas a poder acceder… Qué fácil es no pensar en ello cuando lo tenemos asumido y qué chocante resulta el ver que en el mundo real las cosas no son tan sencillas.

En Octubre hubo un concierto, un concierto de Princess Nokia, una artista negra, latina en diáspora, activista, feminista, vamos, un icono para muchas, en Madrid y como era de esperar acudimos en manada para disfrutar de ello. La idea era estar todas juntas, compartir, sentir la hermandad y gritar las letras de las canciones mientras movíamos el culo en primera fila, una primera fila llena de negras felices y empoderadas que se habían reunido después de meses contando los días y habían llegado de diferentes ciudades solo para el evento. ¿Qué podría fallar ahí?

Normalmente, cuando compras una entrada para un evento y cumples los requisitos de edad y toda esa burocracia se supone que te ganas el acceso al lugar donde se llevará a cabo sin complicaciones. Normalmente las cosas van así pero no todas somos blancas con papeles y si se te cruza por delante el enemigo todo se complica en un segundo. Lo que nos pasó aquél día es digno de contar; para resumir, a una compañera le denegaron el acceso a la sala por racismo institucional y por el racismo y la soberbia de los propios seguratas del local y obviamente al ver que esto estropeaba la idea que teníamos de lo que sería ese día decidimos no quedarnos de brazos cruzados y aceptarlo de buenas a primeras. ¿Qué se puede hacer en esas situaciones? Sinceramente no teníamos ni idea pero decidimos que si hacía falta mover el cielo y la Tierra (y cancelar el concierto de paso) para que nuestra compañera entrara lo haríamos sin dudarlo.

Leer más “Combate mortal y nos vemos mañana.”

Anuncios

Marina

Hoy nos sentamos a charlar con Marina. Una joven estudiante de Diseño de Moda que nació hace 18 años en Madrid.

Marina EFAE 20170309_120447
Mercedes-Benz Madrid Fashion Week

Hola Marina, cuentanos, ¿por qué decidiste estudiar Diseño de Moda? Elegir la carrera universitaria que quería hacer no fue fácil. Por una parte tuve la presión del instituto a cursar ciencias sociales, ya que estaba especializado en esta rama y además siempre se ha dicho que es la que más salidas laborales tiene. Por otra parte, algo dentro de mí siempre me ha dicho que he de hacer algo que me apasione, que haga desarrollar mi creatividad y, al fin y al cabo, que me haga sentir viva. Desde muy pequeña, me pasaba el tiempo libre haciendo bocetos de figurines y diseñando ropa a mis muñecas, la cual confeccionaba mi abuela. A pesar de que mi madre tenía miedo de que la moda no tuviera salidas, sabía que era lo mío. Gracias a ella, ahora puedo permitirme estudiar lo que siempre he soñado.

Dicen del mundo de la moda que es un lugar esteriotipado y clasista. ¿Hablamos de mitos o de realidades?
El hecho de que mi universidad sea una de las pocas con un grado oficial universitario en Madrid, tiene por consecuencia el ser privada. Esto hace un poco difícil el acceso, y no por las pruebas sino porque no muchos tienen el poder adquisitivo suficiente como para poder costeárselo. Una gran mayoría de lxs matriculadxs vienen de familias adineradas, y, quieras que no, tienen la mente un tanto cerrada. Sin embargo, hay otrxs con lxs que me siento identificada en ciertos aspectos, ya que al igual que yo viven experiencias desde el punto de vista de lx oprimidx, y es mucho más fácil debatir sobre temas sociales.

¿A qué sector quisieras dedicarte especialmente?
Aún no tengo claro en que me gustaría especializarme, puesto que acabo de empezar. Sin embargo, como he dicho antes, siempre me ha gustado dibujo artístico, así que seguramente me especializaría en el sector creativo, me adentraría más en la parte de ilustración de moda. Aunque, también me parece interesante el sector de confección y patronaje, porque por mucho que me imagine una prenda nunca sabré si será útil hasta que la lleve a la práctica. En cualquier caso, me gustaría que a través de mis diseños manifieste problemas sociales, como es la discriminación.

C0ZI-BtWIAAU-fw.jpg
“I’m not here for you to sexualize me” (“No estoy aquí para que me sexualices”), Protipo O/I 17, Gomes Marina.

¿Cómo te ves de aquí a siete años?
De aquí a siete años espero haber acabado la carrera de diseño de moda. A partir de ahí, me gustaría sacar mi primera colección al mercado; sino, me encantaría trabajar junto a diseñadores como Martine Rose, Fenty o DKNY por ejemplo, pero esto sería algo muy idealizado. Siendo realistas, iría haciendo proyectos mezclando, tres aspectos que me llaman mucho la atención, la comunicación audiovisual, la música y la moda. Es decir, haría alguna que otra fashion film. Si esto último sale bien, me arriesgaría y abriría una tienda online con las prendas que fuera diseñando.

IMG_20170309_120503_902
Autoretrato

¿Te has encontrado ante algún estereotipo por tu condición racial en las aulas?
Sí, no personalmente pero si que he visto este estereotipo de mujer negra en la universidad. Me acuerdo que a principios de curso en las actividades extra escolares nos visitó un estudiante de animación, que ya había acabado la carrera, y nos puso una de sus películas. Al principio de la película se veía a una mujer negra prácticamente desnuda, excepto por una falda de plátanos, que luego era devorada por el público masculino de la escena. Me dio mucha rabia, impotencia e al ver cómo sexualizaban, animalizaban y humorizaban la situación.

¿De qué manera crees que tu presencia empodera a otres persones racializades en una institución universitaria?
Al ser la única negra, que actualmente se encuentra estudiando en esta universidad, creo que incita a otras mujeres y hombres racializadxs (en especial de la comunidad negra) a que luchen por lo que quieren llegar a ser, a que se digan a si mismxs que también pueden, a que sigan teniendo esperanza en vivir lo soñado.

Tus raíces están en Guinea Bissau. ¿Un consejo para todes eses chiques racializades que se están preparando para la Prueba de Acesso a la Universidad?
“Creer es poder”. Y se lo difícil que es creer cuando te ves envuelto en una educación etnocentrista, en la que no se enseñan referentes racializadxs y todo está vinculado a lo occidental. Y no solo eso, un constante recordatorio por parte del alumnado y profesorado de que simplemente por el hecho de ser racializadx no vas a llegar a nada en esta vida. Además de que hoy en día la educación no pone interés en que aprendas, sino en que memorices. Pero yo creo en todxs vosotrxs, ¿si yo pude porque vosotrxs no? ¡Mucha fuerza y ánimo!

Marina está sonriendo. Siempre lo hace. Quizá por eso sea un referente para nosotres. Además de su formación académica y su lucha imparable por conseguir sus metas, siempre regala sonrisas y abrazos.