Combate mortal y nos vemos mañana.

princesss

A veces no somos conscientes del privilegio que supone tener un pedazo de plástico que confirme que somos legales.

Ningún ser humano es ilegal, esa es la premisa de la que partimos y con la que contamos ¿verdad? pues la realidad es bien distinta.  El privilegio de libre circulación, el estar “documentado”, el poder respirar más o menos tranquila si te piden el DNI, el poder asistir a cualquier evento con la certeza de que vas a poder acceder… Qué fácil es no pensar en ello cuando lo tenemos asumido y qué chocante resulta el ver que en el mundo real las cosas no son tan sencillas.

En Octubre hubo un concierto, un concierto de Princess Nokia, una artista negra, latina en diáspora, activista, feminista, vamos, un icono para muchas, en Madrid y como era de esperar acudimos en manada para disfrutar de ello. La idea era estar todas juntas, compartir, sentir la hermandad y gritar las letras de las canciones mientras movíamos el culo en primera fila, una primera fila llena de negras felices y empoderadas que se habían reunido después de meses contando los días y habían llegado de diferentes ciudades solo para el evento. ¿Qué podría fallar ahí?

Normalmente, cuando compras una entrada para un evento y cumples los requisitos de edad y toda esa burocracia se supone que te ganas el acceso al lugar donde se llevará a cabo sin complicaciones. Normalmente las cosas van así pero no todas somos blancas con papeles y si se te cruza por delante el enemigo todo se complica en un segundo. Lo que nos pasó aquél día es digno de contar; para resumir, a una compañera le denegaron el acceso a la sala por racismo institucional y por el racismo y la soberbia de los propios seguratas del local y obviamente al ver que esto estropeaba la idea que teníamos de lo que sería ese día decidimos no quedarnos de brazos cruzados y aceptarlo de buenas a primeras. ¿Qué se puede hacer en esas situaciones? Sinceramente no teníamos ni idea pero decidimos que si hacía falta mover el cielo y la Tierra (y cancelar el concierto de paso) para que nuestra compañera entrara lo haríamos sin dudarlo.

Leer más “Combate mortal y nos vemos mañana.”

Anuncios

La Luna, la Mujer y África

Hola chiques!

Este mes lo dedicaremos a la sexualidad de la mujer. Pero, ¿Qué es la sexualidad?

Nosotres creemos que se encuentra en la menstruación, la belleza, el deseo y el placer.

Es un conjunto que nos hace ser mujeres, personas y animales. Es nuestra parte más salvaje, la que la sociedad a veces pide que escondamos.

Les humanes  seguimos siendo fauna y tenemos las mismas necesidades que les demás. Así que es momento de dejar de apagar la luz y disfrutarla plenamente.


LA LUNA: Madre, Abuela y Diosa

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

La Luna ha sido personificada como mujer desde tiempos ancestrales. Influye, con su gravedad en la Tierra, las mareas y los seres vivos. Se relaciona con la menstruación, la fecundidad, el deseo sexual, la introspección y la fuerza. Hemos decidido, pues, dedicarle un espacio para conocerla mejor.

El mes pasado pudimos observarla de formas excepcionales dado que su órbita se acercó mucho a la Tierra coincidente con la Luna Llena.

La fascinación qué ejerce la Luna sobre el  ser humano se debe por una parte a que es el cuerpo celeste más luminoso en la noche, pero sobretodo a su capacidad aparente de cambio. Nace de la nada y comienza a crecer.

Ella tarda 28 días en voltearnos, coincidente con el ciclo hormonal de la mujer.

Nuestras ancestras han honrado siempre la Luna y la menstruación, signo de vida, un honor entregado y no una vergüenza o algo molesto como la concepción que se tiene hoy en día de ello.

Los Ciclos de la Luna

La Luna nace, crece y desaparece.

Se esconde tras su ciclo,

se relaja y luego vuelve.

– V –

La Luna Nueva, el nacimiento. Se suele asociar con la ovulación, el despertar e inicio de un nuevo ciclo.

En cuarto creciente representa el poder y la sexualidad, cuándo listes para concebir nos encontramos en el momento de más deseo.

La Luna Llena es la madre, mujer que lleva a una hija en el vientre. Portadora de vida, de luz, de fuerza, aún con cierta delicadeza. Las emociones vuelan, sentimos: nos sentimos en nuestra plenitud.

En cuarto menguante representa a la anciana, aquella que llegó a la menopausia llena de conocimiento.

Es una etapa de introspección, de retirada y preparación para el siguiente ciclo.

Es el momento ideal para meditar, para recogernos y recordarnos. ¿Quiénes somos? ¿Qué queremos? ¿Deseamos? ¿Qué lucha vamos a impulsar en el nuevo día?

Finalmente, cuándo no vémos a la Luna, la denominamos Negra o chamana.

La chamana conoce su sombra, se guía por la intuición, es libre, guerrera y sanadora. Es la mujer salvaje enterrada durante siglos y siglos, guardiana de la llave de tesoros escondidos y preparándose para resurgir, más fuerte, más capaz, más luchadora.

Nos pareció curioso, ya que las mujeres negras a día de hoy estamos en este punto, resurgiendo. Preparándonos para librar una guerra de derechos, para tomar el mundo, junto con las demás y permitirnos, permitirnos ser, sentir, pensar y actuar.

Debemos conocernos y a qué o quién nos ha parado, formarnos tras la reconstrucción y volver a pisar fuerte la Tierra. ¡Qué nos miren! ¡Qué nos tengan en cuenta! ¡Qué podamos liderar  también el mundo!

Entre ellas la evolución diaria de cada una, etapas medias que con igual potencia  nos ayudan a llegar a la etapa Madre, de fuerza y virtud y después permitirnos el descanso.

Debemos aceptar, aceptarnos en cada uno de nuestros momentos. Los de máxima felicidad, energía, diversión y en aquellos en los que nos sentimos más tristes, perdidas o dormidas.

¿Qué importa? ¿Qué importa si no somos siempre la mejor versión de nosotres mismes? Lo importante es ser nosotres mismes. aprovechar cada momento y disfrutar incluso de las lágrimas y la tristeza, por qué nos permitirán resurgir, con más conocimiento y menos miedo. El tiempo nos es favorable, cambiamos constantemente de ciclo, tenemos mil y una oportunidades cada día, ¿qué importa si no las cogemos siempre de la misma forma?

El hecho de aceptar las variantes de nuestra sexualidad y nuestro ciclo nos permite sanarnos y regular nuestro periodo.

Aunque no todas coincidimos con las fases de la luna al ovular, no significa que no estemos conectada con ella. Estar conectada con ella es estar conectada con nosotras mismas.

No olvidemos, pero, que un período es totalmente sano siendo de entre 22 y 40 días.

Os animo a que llevéis un diario de vuestra evolución coincidente con las fases de la luna y ver en qué momentos os sentís de qué manera.

Al vivir en ciclo, las cosas se repiten y conocer las repeticiones nos permite potenciarlas o trabajar para evitarlas.

Una manera de recoger estas observaciones es en un diario o diagrama lunar, palabras, colores, símbolos, sensaciones y experiencias para percibir mejor las características que acechan cada día.

Si nos escuchamos activamente, vamos a llegar a un punto de conocimiento y mejor auto gestión.

diagrama_lunar
Este es un ejemplo de diagrama lunar que podéis seguir.

 

Mitos y Rituales de la Luna en África

Nuestras ancestras vivían en conexión con la luna, de forma mas colectiva y aguda.

Ahora la luz artificial y la contaminación esta menguando esta relación.

La Luna se refleja en múltiples mitos: Perséfone, Kali la diosa hindú, Medusa o Lilith la diosa de medio oriente.

La tribu Oglagla creía que el echo de soñar con la Luna era una llamada a todo tipo de señales funestas y desgracias. Para contrarrestar los efectos se bañaban a la luz de esta, mientras le ofrecían cánticos rituales para pedirle que ejerciera como mediador contra la mala suerte.

En Egipto, las sacerdotisas efectuaban un ritual que comenzaba por manifestar la desgracia y el dolor ante la falta de alimentos donde lloraban, gemían y se castigaban físicamente incluso. Esperaban así que los dioses generaran la crecida del Nilo y así se inundaran los campos.

Encontramos, también, distintos rituales, relacionados con la fertilidad, que se usaron en distintas tribus de el gran continente.

Las mujeres que practicaban este ritual recogían agua de la lluvia o de un manantial. En una noche de Luna Creciente, dibujaban un rombo en el suelo y encendían cuatro luces en cada una de las puntas, mientras deseaban, cantando, fuerza y protección para la niña que pronto habitaría su vientre.

En Senegal, usaban la tierra y la sangre de la menstruación para amasar un muñeco en forma de huevo, que representaba un marido capaz de darles hijos o la fertilidad para aquellas que las iban a tornar abuelas.

Encontramos muchísimos rituales, que aunque no tengan que ver con la fertilidad están realizados según las fases de la Luna. Yo os recomiendo el Gran Libro de los Rituales, que aunque sea un poco moderno y bastante manipulado, hay una muestra de distintas tradiciones de nuestros pueblos y de todo el mundo.

No deberíamos olvidar que hemos sido guerreras, chamanas, cazadoras, agriculturas, hijas, madres y abuelas. Hemos sostenido y sostenemos un gran peso en nuestro ecosistema.

La naturaleza nos ha mandado un gran don, nos ha permitido ser la Luna, que tanta importancia tiene.

 

Los CIEs: Nunca más desconocidos.

Vamos a cerrar los CIEs. Entre todes, haciendo eco de la lucha que tienen los hermanes ahí dentro. No como colectivo de empoderamiento o como miembros activos de la Comunidad Afro. Vamos a cerrar los CIEs como vecines que somos. Y no queremos ir soles.

Es importante antes de comprometerse a una causa, tener claro el por qué. Dado a que no es del todo razonable imponer tal por qué, expongo una breve presentación de qué son los CIEs con el fin de que usted, como lector, pueda desarrollar su propia idea y decidir si quiere caminar con nosotres en la lucha del cierre definitivo de los CIEs.

Los Centros de Internamiento para extranjeros son el lugar en el que retienen a personas sin nacionalidad regulada. Sin importar aparentemente el país de procedencia (siendo un alto y relevante porcentaje hermanes africanes), en estos centros enumeran a “les preses” quitando así importancia a su identidad y tratándoles por número y no nombre.

No se trata de un centro de reinsección, es como una sala de espera para entrar en los vuelos de deportación en los que acomodan a les hermanes al azar sin importar el país de origen y sometiéndoles a vejaciones constantes durante el trayecto.

Estos centros son mixtos en género, nacionalidad y edad. Es comunmente frecuente encontrarse ante un grupo de personas que no comprenden el habla hispana y carecen de un traductor que les ayude a pedir un vaso de agua o a tramitar asuntos legales que les permitan abandonar el CIE antes de la deportación.
Pero esta deportación a veces resulta imprevisible y les hermanes se encuentran ante un vuelo exprés (y no siempre dirección a sus países de origen) cuando menos se los esperan.
En 2006, seis funcionarios policiales agredieron sexualmente a las internas del Centro de Internamiento para Extranjeros de Málaga. Las víctimas y testigo, fueron expulsados del país con vuelos de deportación bajo el pretexto de estar cumpliendo con el proceso administrativo que empieza en las redadas y, los policías quedaron impunes.
Son precisamente estos policías los únicos trabajadores que se encuentran en el centro las venticuatro horas del días. Por lo que en las semanas de Ramadám, no hay cocineros -ni trabajadores que faciliten- que los presos practicantes coman al apagarse el sol. Además, la asistencia médica es puntual y ya contamos con diferentes muertes de hermanes consecuencia de negligencia médica y/o falta de atención.
Pese a la existencia de voluntaries en algunos de estos centros o las visitas de familiares y asociaciones que conversan con les internes; queda marcada una clara jerarquía en la cuál los policías son la máxima y única autoridad. Una policía que, no está formada especialmente para esta clase de centros.
Esto ha llevado a diferentes altercados mediante los cuáles varies internes han recibido abuso policial en reiteradas ocasiones y este abuso no siempre se ha podido denunciar por miedo, amenzas y otros factores.

La existencia de estos centros queda justificada como respuesta al ajuste del papeleo administrativo.
Y con este pretexto, estas personas están obligadas a vivir aquí durante un máximo de tres meses con la posibilidad de volver a ser detenides y reingresar. En estos últimos años además, el flujo de hermanes que han pasado se ha caracterizado por la mezcla entre gente detenida en la frontera, padres y madres de diáspora y personas con antecedentes penales. Lo cual, ha creado un fuerte choque de culturas finalmente inevitable por la situación de presión en la que “les preses” se encuentran.

Existen  CIEs en los que se paga para beber agua fuera de la hora de la comida, otro en el que las habitaciones carecen de baño incluso, CIEs en los que las visitas no están permitidas.

Vamos a cerrar los CIEs. Entre todes, haciendo eco de la lucha que tienen los hermanes ahí dentro. No como colectivo de empoderamiento o como miembros activos de la Comunidad Afro. Vamos a cerrar los CIEs como vecines que somos. Y no queremos ir soles.
Es importante antes de comprometerse a una causa, tener claro el por qué. Este es el por qué de quién escribe.


Invisibilización del racismo

blindfold-critique-joshua-david-lynchEs bien conocido por muchos de nosotros afirmaciones como “hablar del racismo sólo lo fomenta más”. Parece que al final el racismo es negado por todos y sólo se sabe ver en casos más extremos e individuales. La negación del racismo es una realidad social y adopta muchas formas de negación. La negación de buena fe (“No lo sabía”), la reacción victimista (se sienten atacados u ofendidos cuando señalas actitudes racistas) La de mentira descarada, aquellas personas que se defienden negándolo todo mediante verdaderas falsedades o respaldándose deliberadamente en su desinformación. Estas reacciones de negación del racismo pueden ser las más fáciles de ver, pero la negación más común y frecuente es  aquella en la que existe un saber-sin-saber, un saber que resulta indiferente y que por lo tanto es suprimido. A día de hoy es frecuente escuchar (mayoritariamente de gente blanca) decir que con una buena educación pública, el racismo desaparece, pero la realidad es otra. La conciencia del racismo es suprimida, no porque sea dolorosa de ver, sino porque no les importa y a la gran mayoría no les interfiere en sus vidas.

¿Cómo se va a acabar con el racismo si en las escuelas y de forma general sólo se trata el tema desde ese daltonismo racial, que al final sólo invisibiliza las desigualdades sociales? Con daltonismo racial hablo de un uso del lenguaje ‘multicultural’, ‘ciego ante el color’, ‘sólo existe la raza humana’ que se utiliza para borrar las diferencias étnicas y culturales creyendo que así se alcanzará algún tipo de igualdad. Esto sólo es una forma de invisibilizar y suprimir de una forma más “bonita” para todos. Como bien dijo Kimberle Crensaw “Es bastante obvio que tratar cosas diferentes por igual puede generar tanta desigualdad como tratas cosas iguales de forma diferente

Se niega la responsabilidad moral. La indiferencia es una causa fundamental para que se siga ejerciendo la violencia racial y cultural. Se niega la implicación. Existe un consenso social que hace que interioricemos el racismo. En los países de Europa Occidental se habla de “frenar el flujo de refugiados” con la falsa creencia de que los refugiados suponen un peligro para la estabilidad social. Y es aquí cuando se usan muchos eufemismos como ‘etnicidad’ y ‘tribal’ que se apropian de malas maneras y con una connotación negativa. Analicemos hasta qué punto está bien el uso de términos como ‘trabajador migratorio’, ‘Estado huésped’, ‘minorías’, etc. Una forma de ocultar el racismo y “solucionarlo” es mediante la igualdad jurídica o  la conocida “igualdad de oportunidades”. Se crean leyes y códigos éticos que no nos paramos a pensar si de verdad se pueden cumplir en las circunstancias actuales. Las instituciones se muestran reacias a tratar delitos de odio que se cometen tanto contra la gente negra como raciales. Se suelen justificar mediante la desigualdad social y económica, y por lo tanto no es un problema de derechos humanos.

“Nadie en el mundo, nadie en la historia, nunca, consiguió la libertad apelando al el sentido moral de su opresor”

 

La fina línea entre la moda y lo ofensivo II

Y la historia, eso hace, se repite. Cuando Bo Derek llevó conrows en la icónica película 1 0 (1979), el peinado se convirtió entre las personas blancas en las trenzas de Bo.

bo-derek1
Bo Derek en la película 10.

De acuerdo con La enciclopedia del pelo: Una historia Cultura de Victoria Sherrow, se habían convertido estas trenzas en una tendencia para la cual  los salones de belleza tenían que contratar a profesionales que estuvieran a la altura de realizar correctamente las conrows. “Cuando la gente decía que Derek las hacía bien, nos quedamos como ¿PERDONA?  Eso dolió” Explica Davis.

Al contrario de lo que la gente asume, el racismo no solo se basa en el color de la piel, muchas veces se expresa mediante microrracismos relativos al pelo (especialmente en las texturas de este). Puede que nadie lo entienda mejor que Diane Bailey, marca embajadora del Shea Moisture que solicitó éxitosamente hacer de Nueva York uno de los primeros estados en dar licencias específicas para cabellos naturales y trenzas en los años noventa.

“La legitimidad del cabello natural va más allá de la entrega de licencias” mencionó Diane. “Es parte de una expresión cultural para africanos y afroamericanos” Incluso llamarlo trenzas, muestra el racismo existente en la historia de la belleza. “Ves la trenza francesa o la trenza holandesa” dice riéndose “Um, ¡no veo a los franceses con su pelo trenzado de esa manera! No veo a mujeres holandesas por ahí llevando esas trenzas de raíz. Son trenzas invertidas, o de cuatro mechones, pero para venderlas mejor, le dan una etiqueta europea. Si tuvieran una etiqueta africana disminuiría su popularidad y eso sería irrespetuoso.”

blogger-image-712204831
Foto extraída de la red

Otra etiqueta dañina es lo mencionado como nuevo, como brillante. Cuando nos estamos refiriendo a un peinado centenario como algo nuevo, estamos ignorando y negando la carga histórica que conlleva, descartando efectivamente a toda una comunidad que debería ser capaz de reclamar su propiedad en esta pieza social. Además, es un grupo que ya ha sido excluido con anterioridad a la hora de aportar en el paisaje de lo que se entiende como belleza; un grupo obligado a salir a la pasarela modificando el estado natural de su pelo para encajar. “La corriente principal tiene que entender que estábamos en desventaja. No se puede actuar ahora como si nuestros peinados hubiesen estado siempre bienvenidos” dice Davis.

“Finalmente contamos con estos movimientos sociales y blogs –voces que no se habían escuchado anteriormente. Y están sirviendo y atrayendo a la realidad” añade. Las redes sociales son una plataforma para la gente que discutía abierta y democráticamente acerca de cómo se sentían. Esperamos que este renacimiento de la conciencia nos haga un poco más inteligentes acerca de qué decimos, qué publicamos y a quién le afecta tal información. Para todos los nuevos defensores de las interesantes prácticas del trenzado, Jackson dice “Has de recordar que tienes el lujo de no preocuparte de llevar algo de blancos o de negros. Porque eres blanco” Incluso si piensas que tienes daltónismo racial, no pasa nada pues todo el mundo lo tiene.

Sin embargo, eso no significa que las cornrows sean únicamente para mujeres negras. “El problema viene cuando Cara Delevigne se las hace –es la lente sobre la que ver a través” explica Yursik. “No tengo ningún problema con que las mujeres blancas lleven cornrows, el problema llega cuando los medios de comunicación aparecen.” Añade.

“La moda y el cabello se integran, ambos factores son inspirados de manera mutua mediante su arte. Y cuando te sientes inspirado esto debe tenerse en cuenta” dice Bailey. Yursik, de AfroBella, señala que no sabe cómo debemos darle tal crédito (¿Qué se supone que debes hacer ¿Llevar una camiseta?) En otras palabras, no hay que sorprenderse si tu peluquero relaciona estos factores, hay un dolor que tiene que sanar, un proceso de deconstrucción que necesita tiempo.

“Lo que estás oyendo son generaciones dolidas” dice Davis “y, para continuar adelante, estas generaciones tienen que ser escuchadas, debemos superarlo, comprenderlo y luego, dejarlo ir”

“Tu privilegio tiene que ser exteriorizado pasando el proceso de compartir también tu incomodidad” añade “y si algunas personas se sienten incómodas porque lleves trenzas, simplemente ponte en la piel de todas esas chicas negras”

Traducción de http://www.refinery29.com/cornrows-cultural-appropriation

EL COLORISMO (I)

El colorismo es un término que aparece mucho en temas relacionados con el racismo, pero es algo que muchísimas personas negras no saben.
Con la creación de este espacio para afrodescendientes, teníamos la necesidad de explicar esta expresión, ya que a todxs nosotrxs nos afecta de una manera u otra.
¿Qué es el colorismo?
De forma resumida sería, prejuicio o actitudes discriminatorias en contra de las personas, basándose en su tono/color de piel. Es algo que no se debería confundir con el racismo, que implica posturas discriminatorias desempeñadas por un “opresor” hacia otras razas, en base a su status racial. Esta práctica se extiende por todo el mundo sobre todo en las áreas ex colonizadas, lo que origina graves problemas, la alienación sobre las personas y el uso de blanqueadores de piel.

Ambos pueden estar relacionados, ya que se le consideran una forma de racismo institucional. El colorismo se organiza por dos sistemas de discriminación: el primero de ellos sería , el nivel de la categoría racial, un ejemplo claro que se puede poner es el sistema racial de los Estados Unidos, donde los afroamericanos son de “segundo nivel” soportando todo tipo de discriminación y denigración, y el segundo seria dentro de la raza, donde las personas más claras aun siendo de la misma , son consideradas más guapas e inteligentes al tener más similitudes con los caucásicos (nariz pequeña y respingona, labios finos, pelo fino y liso…), esto dotándoles de ciertos privilegios a la hora de hablar sobre los ingresos, la educación, el matrimonio, el trabajo, etc.Esto se traslada también en los medios de comunicación (periódicos, revistas, televisión, internet…) donde predominan las personas de tonos más claros.

La historia:

Para entender sus orígenes, obviamente nos tendríamos que remontar siglos atrás, donde la esclavitud era lo que más predominaba en África (Mali, Etiopía, Zimbabwe…), América (Colombia, Caribe, Estados Unidos…) y Asia (India). En los tres primeros casos, los negros de piel oscura se ocupaban de trabajos en el campo mientras los que tenían la piel más clara se dedicaban al trabajo del hogar, lo que suponía un esfuerzo menor comparado con los otros. Esto hizo pensar a las personas más oscuras que ser claro te permitía tener más privilegios, lo que en resumidas palabras significa que los blancos determinaron que ser claro es mejor. Durante esa época, muchas mujeres si tenían la oportunidad (por que no todos los países consideraban legal los matrimonios entre blancos y negros) preferían tener hijos mestizos con tal de que estos, no tuvieran que sufrir las aberraciones a las que les solían someter.

Esto se sigue practicando aunque en la actualidad, la esclavitud esté “abolida”. El colorismo se mantiene más fuerte que nunca gracias a las nuevas alternativas como, el blanqueamiento de piel, que son productos de “belleza” que pueden ser aceites o cremas que contienen ingredientes irritantes y cancerígenos y el uso de productos capilares cuyo objetivo es alisar el pelo, pero que pueden resultar dañinos para el cuero cabelludo.

Racismo: nutrición, relación, reproducción y como combatirlo

Lorna Simpson

 

Por supuesto estamos inundados de racismo.

Este se alimenta de forma insana, tanto por ignorancia como por miedo. No es secreto que el racismo, junto con otros temas, es completamente tabú en España, a diferencia de otros países. La sociedad no se siente cómoda hablando de raza, intenta ocultarlo con frases como “sólo hay una raza y es la humana“. Esto no hace más que invisibilizar nuestra voz y nuestras experiencias: negando la raza negamos cualquier problema derivado de ella, haciendo creer que el racismo no existe. Pero solo hay que preguntarle a cualquier persona racializada cuantas veces le fue tendida una mano blanca con el puño cerrado en humillaciones y violencia, y, estamos seguras de que no serían  pocas.

Ignorando el racismo, dejándolo en un rincón oscuro húmedo y sin ventilación solo provoca su crecimiento y expansión, como el moho indeseable en las paredes. Pensamos que evitando el contacto con la herida se curará sola, pero se ensuciara, infectará y se gangrenará. Esto es exactamente lo que está pasando actualmente. En la sociedad se respira la idea de que “los negros ya se pueden sentar en los buses con los blancos, ya no son esclavos en campos de  algodón, así que ya no hay racismo“. Lo que ocurre a día de hoy es que las actitudes racistas están tan arraigadas en el comportamiento y ser de cada uno, que están en su mayoría, normalizadas e invisibilizadas bajo capas de maquillaje progreso. Esto es realmente lo preocupante: la inconsciencia del racismo interiorizado y aprendido. Desde la perspectiva privilegiada del blanco (que puede sin ninguna duda invadir nuestro espacio, cosificarnos y humillarnos de forma sutil y directa) cualquier manifestación o denuncia por nuestra parte de este tipo de opresión siempre va a ser invalidada, siendo tachades de exagerades o muy susceptibles, cuestionando nuestras propias vivencias, rechazándolas y menospreciándolas. Los prejuicios que se tienen para con les negres son enormes y llevan ropa fluorescente. Nadie le sostiene la mirada a une negre (si no que le mira de reojo y apartando la vista) siempre te sentarás en el metro al lado del blanque antes que del negre, y si puedes te quedas de pie; te aseguras de aferrarte a tus pertenencias como si fueran tu propia vida cuando pasa une negre cerca; apartarás a tus hijos cuando pasan al lado; la policía cacheará e interrogará al negro alto ese, frente a los 10 blanques que haya alrededor , porque es la amenaza, ser negre te hace sospechose de cualquier delito automáticamente. Si no te temen, no te respetan, se acercarán a tocarte ese pelo tan raro que tienes, sin permiso, como si tuvieran derecho sobre ti, o fueses un objeto público. Nunca verás que pase esto con une blanque. Por no hablar de la hipersexualización de la mujer negra. Un blanco podrá mantener relaciones  con una mujer negra, pero se irá a vivir y adoptará un cachorrito con la blanca. Cuando eres pequeñe no entiendes nada. No entiendes por qué  eres diferente, piensas “tengo un par de brazos y de piernas como tú, ojos nariz y orejas, salto y río igual que tu” pero ellos siguen llamándote diferente y excluyéndote de cualquier acercamiento. Te ridiculizan por la forma en la que vistes, por la que te peina tu madre por tener más melanina en tu piel y rasgos diferentes. Nadie juega contigo porque eres rare, diferente, parece que estás sucie, y eso es malo, eres inferior. Crecemos con todas estas ideas, nos desarrollamos como personas con esto e intentamos moldearnos para encajar, para poder jugar con elles, o que el profesor te preste la misma atención y te valore igual; y elles, les blanques también crecen con esto. Crecen aprendiendo que, cuanto más oscuro, más malo. Crecemos y vivimos invisibles, sin representación. En el colegio a los monigotes teníamos que colorearlos de color carne pero, ¿cúal es ese color si existen diversas tonalidades en la carne de la gente? ¿Cómo le dices a le niñe negre, que el color carne es ese rosadito del que son el resto de sus compañeres y su maestra sin que se pregunte cuál es la cera de su piel, y cómo se llama entonces?

Todes les protagonistas de televisión o cine para adolecestes, niñes y demás son blanques, van a la universidad y tienen un futuro; si acaso sale une negre, es el pandillero de algún suburbio, que pasa droga, se mete en peleas y su futuro está entre rejas. ¿Así es como quieren que nos identifiquemos? ¿estereotipándonos de esta manera, como la piltrafa social? Sí.

Siendo el ideal de belleza una mujer alta, pero no demasiado; delgada y con curvas, pero no demasiadas; con la piel suave y ligeramente bronceada, pero NO DEMASIADO, (mejor clara); con el pelo largo y sedoso…no hay lugar para el perfil de mujer negra. No existes, tú no gustarás a los chicos: tu piel es demasiado oscura, tu cuerpo robusto y con demasiadas curvas, y tu pelo demasiado rizado y rebelde. No hay lugar para les negres, no tenemos derecho a la belleza, no hay sitio para nosotres.

u4PG1tK2.jpg

En cuanto al tema laboral, empezando por, que de primeras, exigirán a personas blancas con frases sutiles como “nativo español” en lugar de “blanco de españa puro”, aunque tú hayas nacido negre en España y seas por lo tanto, españole, siempre serás de fuera, extranjere, NEGRE. Pasando por que cobrarás menos, aunque te esfuerces el triple, no lo notarán. A veces no te darán ni la posibilidad de dejar el curriculum en la mesa y te sacarán literalmente a empujones y entre gritos porque “eres otre negre más y sabemos todes a lo que vienes”. No te alquilarán un piso, algunas veces directamente citan: “abstenerse inmigrantes”. De no ser así te pondrán todas las pegas del mundo y más para que desistas y no te lo alquilen porque tienen miedo de que, como eres negre, no pagues, okupes la casa con tus 3 hijos y la conviertas en una cuadra, prostíbulo o punto de venta de sustancias. Muchas veces necesitarás  a un  hombre blanco que interceda por ti, esta es la única llave para conseguir algo sin muchas trabas, y siempre detrás, a su sombra, tú no existes, o eres un complemento. Y da igual que no trabajes, siempre te culparán de la falta de empleo.

La única herramienta para solucionar esto es la educación, la concienciacíon, la pedagogía y visibilización del racismo. Mostrarlo, sacarlo de ese rincón oscuro en el que está enmohecido, visibilizando todos esos comentarios que sueltas para que todes nos riamos pero ese “todes” son blanques. No es humor, ni son bromas. Es opresión y racismo. No hace gracia, hace daño y debemos empezar a entender esto. Todo el mundo se esconde tras un cartelito de moral concienciada y salvadora de la raza porque “qué pena los negritos de áfrica“, “no soy racista, en mi edificio hay negres y les doy los buenos días” para luego acribillar con comentarios que resguardan en “ah, tranqui es humor (casposo)” pero eh, solo me hace gracia a mí .

Hay que iniciar un proceso de deconstrucción y asimilación de los privilegios por tu condición de blanco y la calidad de opresor en la que estás por ello, frente a la nuestra de oprimidos. Hay que dejar de invisibilizar y callar el acoso que sufrimos desde pequeñes hasta que morimos (o nos matan), que es reducido a exageración o casos puntuales, porque puntualmente pasa TODOS los días a todos y cada uno de les negres del mundo y constantemente. El racismo es algo sistemático. Los mayores deben deconstruirse y concienciarse para poder educar a una nueva generación donde los niños jueguen con otros niños que además ,y no PERO, son negros, porque ser negro no es nada malo u ofensivo, negativo, no es menos. Hay que educar bajo este mantra, dejando atrás la inferioridad en la que nos han enterrado hasta el día de hoy. Es una lucha que debemos, y solo puede liderar la comunidad negra, es nuestra lucha ya que somos nosotros los que sufrimos directamente esta opresión por parte de blanques y contra la que luchamos para alcanzar igualdad, liberación, respeto y armonía. Y, como aliados y altavoces de nuestro manifiesto:(nunca líderes), les blanques concienciados que prentendan una comunión entre personas libre y justa.

 

“El pueblo Negro nunca será libre a no ser que la mujer Negra participe de todos los aspectos de nuestra lucha, de todos los niveles de nuestra lucha.”

                                           – Assata Shakur