¿Cuál es la verdadera historia que se esconde tras el Black Friday?

black-friday-1

Tiene sentido que el termino “black Friday” pueda referirse al único día del año en el que los comercios finalmente “se quedan en negro” ( pasan de estar en números rojos,es decir, obtienen beneficios).

El día después de acción de gracias es, por supuesto, cuando las aglomeraciones de compradores empachados de pavo asado, acuden a las tiendas por todo el país para beneficiarse de los mayores descuentos de la temporada.

Pero la historia real detrás del “Black Friday” es un poco mas complicada y -oscura- que eso.

El primero uso registrado del término, fue aplicado, no para el vacacional día de compras, sino para describir una crisis financiera: en concreto el “crash” del mercado del oro que se produjo el 24 de septiembre de 1869. Dos traders de mala reputación en Wall Street, trabajaron juntos para comprar todas las reservas de oro posibles, esperando de esta manera incrementar hasta el máximo el precio, para así poder venderlo con beneficios astronómicos. Ese viernes de septiembre, el complot se reveló, provocando una caída libre en el mercado y la bancarrota de muchos compradores,desde barones de Wall Street hasta granjeros.

Origen del término

black-friday-fraude-khfg-620x349abc

La historia mas comúnmente repetida acerca de esta jornada de compras post-acción de gracias, está ligada a los comercios. Según se dice, después de un año entero operando en pérdidas ( en números rojos) las tiendas obtienen beneficios ( en números negros) el día después de .. Porque los compradores navideños se gastan mucho dinero en los productos rebajados . Aunque es verdad que los comerciantes solían contabilizar las pérdidas en rojo y los beneficios en negro, esta versión del origen del “Black Friday” es oficialmente aprobada, pero –imprecisa- de la historia detrás de la tradición.

En los últimos años, otro mito ha surgido, que le da un particular y macabro giro a la tradición, afirmando que allá por el 1800, las amos de las plantas sureñas podían comprar esclavos con descuento el día después de Acción de gracias. Aunque esta versión sobre el origen del black Friday ha provocado la llamada, comprensiblemente de algunos sectores de la población a hacer boicot a este día festivo, no tiene ninguna base histórica.

La verdadera historia, sin embargo, no es tan positiva como los comerciantes quieran hacerte creer. En 1950, la policía del estado de Filadelfia usaba el termino para describir el caos que existía el día después de acción de gracias, cuando las hordas de compradores que vivían en la periferia y los turistas, que inundaban la ciudad con motivo del partido de futbol del “Big army navy” partido anual que tenia lugar ese sábado todos los años. Los policías no solo no se podían pedir el día libre, sino que además tenían que trabajar largas horas extras para controlar el trafico y la multitud adicional que existía ese día. Los ladrones, además, aprovechaban el alboroto de las tiendas para escapar con los productos, ayudando a provocar mas dolores de cabeza para los agentes de la ley.

Para 1961, el término Black Friday se había extendido tanto por Filadelfia, que los comerciantes y los propagandistas trataron, sin éxito , cambiarlo a “Big Friday” para tratar  de eliminar las connotaciones negativas. El termino no se expandió al resto del país hasta mucho mas tarde, y hasta hace bien poco ( 1985) no era común usarlo nacionalmente. Sin embargo a finales de 1980, los vendedores consiguieron encontrar una manera de reinventar el “Black Friday” y convertirlo el algo positivo, tanto para ellos como para los clientes. El resultado fue el concepto del “paso del rojo al negro” mencionado anteriormente y la idea de que el día después de acción de gracias marca la ocasión en el que las tiendas pasan finalmente a tener beneficios.

Aunque en realidad, las tiendas, tradicionalmente, venden más el domingo antes de navidad.

El termino “Black Friday” caló y muy pronto las raíces de filadelfia fueron olvidadas. Desde entonces, el único día de bonanza se ha transformado en un evento que ocupa cuatro días y genera otras “fiestas comerciales” como el Sábado y Domingo del pequeño comercio o el “cyber Lunes”. Las tiendas cada vez abren mas pronto, y las mas entregadas llegan a abrir incluso, justo después de la cena de acción de gracias.

De acuerdo a una encuesta pre vacacional, la Federación nacional de tiendas estima que 135,8 millones de americanos planean comprar el fin de semana de acción de gracias e incluso un porcentaje más alto ( 183,8) prefiere beneficiarse del Ciberlunes.

 

Anuncios