Combate mortal y nos vemos mañana.

princesss

A veces no somos conscientes del privilegio que supone tener un pedazo de plástico que confirme que somos legales.

Ningún ser humano es ilegal, esa es la premisa de la que partimos y con la que contamos ¿verdad? pues la realidad es bien distinta.  El privilegio de libre circulación, el estar “documentado”, el poder respirar más o menos tranquila si te piden el DNI, el poder asistir a cualquier evento con la certeza de que vas a poder acceder… Qué fácil es no pensar en ello cuando lo tenemos asumido y qué chocante resulta el ver que en el mundo real las cosas no son tan sencillas.

En Octubre hubo un concierto, un concierto de Princess Nokia, una artista negra, latina en diáspora, activista, feminista, vamos, un icono para muchas, en Madrid y como era de esperar acudimos en manada para disfrutar de ello. La idea era estar todas juntas, compartir, sentir la hermandad y gritar las letras de las canciones mientras movíamos el culo en primera fila, una primera fila llena de negras felices y empoderadas que se habían reunido después de meses contando los días y habían llegado de diferentes ciudades solo para el evento. ¿Qué podría fallar ahí?

Normalmente, cuando compras una entrada para un evento y cumples los requisitos de edad y toda esa burocracia se supone que te ganas el acceso al lugar donde se llevará a cabo sin complicaciones. Normalmente las cosas van así pero no todas somos blancas con papeles y si se te cruza por delante el enemigo todo se complica en un segundo. Lo que nos pasó aquél día es digno de contar; para resumir, a una compañera le denegaron el acceso a la sala por racismo institucional y por el racismo y la soberbia de los propios seguratas del local y obviamente al ver que esto estropeaba la idea que teníamos de lo que sería ese día decidimos no quedarnos de brazos cruzados y aceptarlo de buenas a primeras. ¿Qué se puede hacer en esas situaciones? Sinceramente no teníamos ni idea pero decidimos que si hacía falta mover el cielo y la Tierra (y cancelar el concierto de paso) para que nuestra compañera entrara lo haríamos sin dudarlo.

Leer más “Combate mortal y nos vemos mañana.”

Anuncios