Combate mortal y nos vemos mañana.

princesss

A veces no somos conscientes del privilegio que supone tener un pedazo de plástico que confirme que somos legales.

Ningún ser humano es ilegal, esa es la premisa de la que partimos y con la que contamos ¿verdad? pues la realidad es bien distinta.  El privilegio de libre circulación, el estar “documentado”, el poder respirar más o menos tranquila si te piden el DNI, el poder asistir a cualquier evento con la certeza de que vas a poder acceder… Qué fácil es no pensar en ello cuando lo tenemos asumido y qué chocante resulta el ver que en el mundo real las cosas no son tan sencillas.

En Octubre hubo un concierto, un concierto de Princess Nokia, una artista negra, latina en diáspora, activista, feminista, vamos, un icono para muchas, en Madrid y como era de esperar acudimos en manada para disfrutar de ello. La idea era estar todas juntas, compartir, sentir la hermandad y gritar las letras de las canciones mientras movíamos el culo en primera fila, una primera fila llena de negras felices y empoderadas que se habían reunido después de meses contando los días y habían llegado de diferentes ciudades solo para el evento. ¿Qué podría fallar ahí?

Normalmente, cuando compras una entrada para un evento y cumples los requisitos de edad y toda esa burocracia se supone que te ganas el acceso al lugar donde se llevará a cabo sin complicaciones. Normalmente las cosas van así pero no todas somos blancas con papeles y si se te cruza por delante el enemigo todo se complica en un segundo. Lo que nos pasó aquél día es digno de contar; para resumir, a una compañera le denegaron el acceso a la sala por racismo institucional y por el racismo y la soberbia de los propios seguratas del local y obviamente al ver que esto estropeaba la idea que teníamos de lo que sería ese día decidimos no quedarnos de brazos cruzados y aceptarlo de buenas a primeras. ¿Qué se puede hacer en esas situaciones? Sinceramente no teníamos ni idea pero decidimos que si hacía falta mover el cielo y la Tierra (y cancelar el concierto de paso) para que nuestra compañera entrara lo haríamos sin dudarlo.

Leer más “Combate mortal y nos vemos mañana.”

Anuncios

Ir del Ghetto VS. Ir a la Moda

La apropiación cultural es coger elementos  respecto a tradiciones y costumbres, con el fin de crear un aspecto ofensivo e intolerante hacia esa cultura. Esto, hace que haya un retroceso y división entre las personas.

La moda es una actividad creativa del ser humano que se basa en trazos que tratan de proyectar elementos que sean útiles y a su vez estéticos. La parte racional pesa más que la irracional ya que, mira al pasado para poder pensar en el futuro. Consiste en estar atento constantemente a lo que nos rodea y adelantarse a los hechos venideros.

Ahora bien… ¿cuándo la moda deja de ser moda y pasa a ser apropiación cultural?

Los peinados han sido siempre un elemento esencial en la cultura negra. El fin de estos peinados son para que el pelo siga creciendo y se siga manteniendo sano, es una parte de nuestra identidad. Hay una gran variedad de peinados africanos y cada uno tiene una historia diferente.

Bantu Knots. Son una especie de nudos que se hacen alrededor de toda la cabeza. La palabra bantu es un término colonial que se refiere a los afrodescentientes de Zulu que hablan la lengua Bantu. De ahí tiene origen este peinado, el cual también es denominado Zulu Knots. 

¡Y es entonces cuando una de las últimas campaña de Chanel P/V 17, ‘inventa’ los Bantu Knots cien años antes que los africanxs! Asombroso, ¿verdad? Y es que según Karl Lagerfeld (director creativo de Chanel), en un comunicado de prensa, su nueva colección representa…

Jugar con contrastes como capturar la metamorfosis de una criatura contemporánea, un minuto de pop Lolita, el siguiente un ciber punk”. – K. Lagerfeld.

Y mientras Karl Lagerfeld ve este peinado como lo último en la moda, muchas mujeres tienen que protestar en las calles porque no tienen el derecho de llevar estos peinados tradicionales de sus orígenes a escuelas o trabajos. Pero claro, llamemos a esto apreciación cultural y no por su verdadero nombre, apropiación cultural. b33b296a2e74f94f56e5bc768ce6f3e8.jpg

 

Rastas. Son un tipo de peinado formado por cabello enredado y tejido. Sus inicios fueron en África Oriental y el Norte de África. Es usual en los hombres del pueblo Masái, que se las hacen tradicionalmente con un tinte de color rojo extraído de la tierra. También tiempo atrás, los llevaban los egipcios en sus pelucas e incluso se han encontrado momias con pequeñas rastas en sus cabellos.

Pero al igual que Chanel, Marc Jacobs no iba a ser menos. En el fashion show de P/V 17 Marc Jacobs sacó a sus modelos blancas por la pasarela con rastas multicolores.301a1ca3f7beabd7a2b4b2949154e6ab.jpg

Esto, (obviamente) creó un gran revuelo en las redes sociales. Se le hizo una gran crítica, pero claro él no iba a asumir que tenía ciertos privilegios sobre la comunidad negra y que no volvería a hacerlo, así que contestó esto a dos chicas en Instagram…

“…Es gracioso como no criticáis a las mujeres de color por alisarse el pelo.” – M. Jacobs.

CscvadVWYAEm1i7.jpg

Querido Marc Jacobs, solo dejarte claro que cuando las mujeres negras se alisan el pelo no es apropiación cultural porque hay mujeres negras que no tienen una textura de pelo tan dura como otras como para hacerse rastas; porque hay mujeres negras que nacen biológicamente con el pelo liso, rubio  e incluso los ojos azules; y porque ,como he dicho antes, no se nos deja ir con nuestro pelo natural en horarios laborales o escolares, ya que es “inapropiado”. Muchas jóvenes negras se tienen que alisar el pelo todos los días porque si no serán expulsadas de los centros escolares. A través de nuestra historia, las mujeres negras hemos tenido que ser obligadas a seguir el estándar eurocéntrico para que no se nos viera como inferiores y si se nos viera como iguales. Y esto incluye, planchas, alisantes y pelucas.

A mí lo que me parece gracioso es el hecho de que hable de respeto, amor e inspiración de las personas, cuando sólo eligió a unas tres modelos negras para que desfilaran en su colección, cuando lo que hizo fue copiar un estilo de peinado que no le pertenece y le dio crédito a Boy George, Mairyln Manson y  Lana Wachowski. Y que no se me olvide mencionar ese “Yo no veo color o raza, veo personas” mmm… tal vez me recuerde al daltonismo racial.

Y no sólo Chanel o Marc Jacobs han sido protagonistas de la apropiación cultural negra en la industria de la moda, ya lo fue Alexander Mc Queen en su colección de O/I del 2000,  por ejemplo.

No necesitamos que mujeres blancas se hagan nuestros peinados para ayudar a difundirlos, ¿acaso con nosotras ya no es suficiente? Todos estos peinados, y muchos más que no he mencionado, nos los hacemos para rearfirmar nuesta comunidad. No son algo efímero, moderno, o innovador, son mis raíces.

¿Cómo sería América si quisiéramos tanto a la comunidad negra como lo hacemos con la cultura negra? – Amandla Stenberg

 

CUANDO TU CULTURA ES POCO PROFESIONAL

(Foto: Nadine Ijewere)

Siglos, cientos de años, horas de trenzado, lavado, anudado, tejer, lavado telas, enhebradas cuentas, quemaduras y olor a frutas, tirones de tu madre y alivio despues de los bantus, color.
Todo esto, todo lo que te forma como ente, como ser; cúmulo de energías andante, durmiente y sintiente. Los pañuelos que se pone tu madre para ir a la boda de una compañera, que aprendió de su madre, tu abuela, y que ahora te hace a ti; el collar que te protege del mal de ojo que te regaló tu tía, ese tan grande; tu afro, el que te ha costado cuidar y mimar para que llegue a ese espesor; o tus trenzas, con las que llevas unos meses, porque tu afro aun no es lo grande que te gustaría.
Todo lo que te define, cientos de años de cultura, las caricias de tu abuela, la protección, se convierten en inconvenientes fuera de las puertas de tu casa, fuera de tu país.
Años de tradición, religión, se deben evaporar si quieres comer. Son poco profesionales, te dicen. Debes dejar de ser tu, olvidar  siglos, cientos de años, horas de trenzado, lavado, anudado, tejer, lavado telas, enhebradas cuentas, quemaduras y olor a frutas, tirones de tu madre y alivio despues de los bantus, color; ser otro ente, que no corresponde con tu Ser, porque molesta, incomoda. Convertirte en algo frío y neutro. Tus conocimientos, talento, son eclipsado por el pañuelo que llevas, tus pulseras y tus modificaciones corporales. Tu cultura les eclipsa el raciocinio.
Para poder comer tienes que olvidar tu cultura, lo que te define, lo que define a tu madre y abuela. Las canciones, los colores y los sabores. Silenciar las voces de tus raíces. Las cenizas y el fuego se deben apagar.

Dejar de ser para ser ellos.
No queremos comer entonces.

“El amor es tan poderoso, es como las flores que no se ven bajo nuestros pies cuando caminamos” 

Bessie Head