Racismo: nutrición, relación, reproducción y como combatirlo

Lorna Simpson

 

Por supuesto estamos inundados de racismo.

Este se alimenta de forma insana, tanto por ignorancia como por miedo. No es secreto que el racismo, junto con otros temas, es completamente tabú en España, a diferencia de otros países. La sociedad no se siente cómoda hablando de raza, intenta ocultarlo con frases como “sólo hay una raza y es la humana“. Esto no hace más que invisibilizar nuestra voz y nuestras experiencias: negando la raza negamos cualquier problema derivado de ella, haciendo creer que el racismo no existe. Pero solo hay que preguntarle a cualquier persona racializada cuantas veces le fue tendida una mano blanca con el puño cerrado en humillaciones y violencia, y, estamos seguras de que no serían  pocas.

Ignorando el racismo, dejándolo en un rincón oscuro húmedo y sin ventilación solo provoca su crecimiento y expansión, como el moho indeseable en las paredes. Pensamos que evitando el contacto con la herida se curará sola, pero se ensuciara, infectará y se gangrenará. Esto es exactamente lo que está pasando actualmente. En la sociedad se respira la idea de que “los negros ya se pueden sentar en los buses con los blancos, ya no son esclavos en campos de  algodón, así que ya no hay racismo“. Lo que ocurre a día de hoy es que las actitudes racistas están tan arraigadas en el comportamiento y ser de cada uno, que están en su mayoría, normalizadas e invisibilizadas bajo capas de maquillaje progreso. Esto es realmente lo preocupante: la inconsciencia del racismo interiorizado y aprendido. Desde la perspectiva privilegiada del blanco (que puede sin ninguna duda invadir nuestro espacio, cosificarnos y humillarnos de forma sutil y directa) cualquier manifestación o denuncia por nuestra parte de este tipo de opresión siempre va a ser invalidada, siendo tachades de exagerades o muy susceptibles, cuestionando nuestras propias vivencias, rechazándolas y menospreciándolas. Los prejuicios que se tienen para con les negres son enormes y llevan ropa fluorescente. Nadie le sostiene la mirada a une negre (si no que le mira de reojo y apartando la vista) siempre te sentarás en el metro al lado del blanque antes que del negre, y si puedes te quedas de pie; te aseguras de aferrarte a tus pertenencias como si fueran tu propia vida cuando pasa une negre cerca; apartarás a tus hijos cuando pasan al lado; la policía cacheará e interrogará al negro alto ese, frente a los 10 blanques que haya alrededor , porque es la amenaza, ser negre te hace sospechose de cualquier delito automáticamente. Si no te temen, no te respetan, se acercarán a tocarte ese pelo tan raro que tienes, sin permiso, como si tuvieran derecho sobre ti, o fueses un objeto público. Nunca verás que pase esto con une blanque. Por no hablar de la hipersexualización de la mujer negra. Un blanco podrá mantener relaciones  con una mujer negra, pero se irá a vivir y adoptará un cachorrito con la blanca. Cuando eres pequeñe no entiendes nada. No entiendes por qué  eres diferente, piensas “tengo un par de brazos y de piernas como tú, ojos nariz y orejas, salto y río igual que tu” pero ellos siguen llamándote diferente y excluyéndote de cualquier acercamiento. Te ridiculizan por la forma en la que vistes, por la que te peina tu madre por tener más melanina en tu piel y rasgos diferentes. Nadie juega contigo porque eres rare, diferente, parece que estás sucie, y eso es malo, eres inferior. Crecemos con todas estas ideas, nos desarrollamos como personas con esto e intentamos moldearnos para encajar, para poder jugar con elles, o que el profesor te preste la misma atención y te valore igual; y elles, les blanques también crecen con esto. Crecen aprendiendo que, cuanto más oscuro, más malo. Crecemos y vivimos invisibles, sin representación. En el colegio a los monigotes teníamos que colorearlos de color carne pero, ¿cúal es ese color si existen diversas tonalidades en la carne de la gente? ¿Cómo le dices a le niñe negre, que el color carne es ese rosadito del que son el resto de sus compañeres y su maestra sin que se pregunte cuál es la cera de su piel, y cómo se llama entonces?

Todes les protagonistas de televisión o cine para adolecestes, niñes y demás son blanques, van a la universidad y tienen un futuro; si acaso sale une negre, es el pandillero de algún suburbio, que pasa droga, se mete en peleas y su futuro está entre rejas. ¿Así es como quieren que nos identifiquemos? ¿estereotipándonos de esta manera, como la piltrafa social? Sí.

Siendo el ideal de belleza una mujer alta, pero no demasiado; delgada y con curvas, pero no demasiadas; con la piel suave y ligeramente bronceada, pero NO DEMASIADO, (mejor clara); con el pelo largo y sedoso…no hay lugar para el perfil de mujer negra. No existes, tú no gustarás a los chicos: tu piel es demasiado oscura, tu cuerpo robusto y con demasiadas curvas, y tu pelo demasiado rizado y rebelde. No hay lugar para les negres, no tenemos derecho a la belleza, no hay sitio para nosotres.

u4PG1tK2.jpg

En cuanto al tema laboral, empezando por, que de primeras, exigirán a personas blancas con frases sutiles como “nativo español” en lugar de “blanco de españa puro”, aunque tú hayas nacido negre en España y seas por lo tanto, españole, siempre serás de fuera, extranjere, NEGRE. Pasando por que cobrarás menos, aunque te esfuerces el triple, no lo notarán. A veces no te darán ni la posibilidad de dejar el curriculum en la mesa y te sacarán literalmente a empujones y entre gritos porque “eres otre negre más y sabemos todes a lo que vienes”. No te alquilarán un piso, algunas veces directamente citan: “abstenerse inmigrantes”. De no ser así te pondrán todas las pegas del mundo y más para que desistas y no te lo alquilen porque tienen miedo de que, como eres negre, no pagues, okupes la casa con tus 3 hijos y la conviertas en una cuadra, prostíbulo o punto de venta de sustancias. Muchas veces necesitarás  a un  hombre blanco que interceda por ti, esta es la única llave para conseguir algo sin muchas trabas, y siempre detrás, a su sombra, tú no existes, o eres un complemento. Y da igual que no trabajes, siempre te culparán de la falta de empleo.

La única herramienta para solucionar esto es la educación, la concienciacíon, la pedagogía y visibilización del racismo. Mostrarlo, sacarlo de ese rincón oscuro en el que está enmohecido, visibilizando todos esos comentarios que sueltas para que todes nos riamos pero ese “todes” son blanques. No es humor, ni son bromas. Es opresión y racismo. No hace gracia, hace daño y debemos empezar a entender esto. Todo el mundo se esconde tras un cartelito de moral concienciada y salvadora de la raza porque “qué pena los negritos de áfrica“, “no soy racista, en mi edificio hay negres y les doy los buenos días” para luego acribillar con comentarios que resguardan en “ah, tranqui es humor (casposo)” pero eh, solo me hace gracia a mí .

Hay que iniciar un proceso de deconstrucción y asimilación de los privilegios por tu condición de blanco y la calidad de opresor en la que estás por ello, frente a la nuestra de oprimidos. Hay que dejar de invisibilizar y callar el acoso que sufrimos desde pequeñes hasta que morimos (o nos matan), que es reducido a exageración o casos puntuales, porque puntualmente pasa TODOS los días a todos y cada uno de les negres del mundo y constantemente. El racismo es algo sistemático. Los mayores deben deconstruirse y concienciarse para poder educar a una nueva generación donde los niños jueguen con otros niños que además ,y no PERO, son negros, porque ser negro no es nada malo u ofensivo, negativo, no es menos. Hay que educar bajo este mantra, dejando atrás la inferioridad en la que nos han enterrado hasta el día de hoy. Es una lucha que debemos, y solo puede liderar la comunidad negra, es nuestra lucha ya que somos nosotros los que sufrimos directamente esta opresión por parte de blanques y contra la que luchamos para alcanzar igualdad, liberación, respeto y armonía. Y, como aliados y altavoces de nuestro manifiesto:(nunca líderes), les blanques concienciados que prentendan una comunión entre personas libre y justa.

 

“El pueblo Negro nunca será libre a no ser que la mujer Negra participe de todos los aspectos de nuestra lucha, de todos los niveles de nuestra lucha.”

                                           – Assata Shakur

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios