Ir del Ghetto VS. Ir a la Moda

La apropiación cultural es coger elementos  respecto a tradiciones y costumbres, con el fin de crear un aspecto ofensivo e intolerante hacia esa cultura. Esto, hace que haya un retroceso y división entre las personas.

La moda es una actividad creativa del ser humano que se basa en trazos que tratan de proyectar elementos que sean útiles y a su vez estéticos. La parte racional pesa más que la irracional ya que, mira al pasado para poder pensar en el futuro. Consiste en estar atento constantemente a lo que nos rodea y adelantarse a los hechos venideros.

Ahora bien… ¿cuándo la moda deja de ser moda y pasa a ser apropiación cultural?

Los peinados han sido siempre un elemento esencial en la cultura negra. El fin de estos peinados son para que el pelo siga creciendo y se siga manteniendo sano, es una parte de nuestra identidad. Hay una gran variedad de peinados africanos y cada uno tiene una historia diferente.

Bantu Knots. Son una especie de nudos que se hacen alrededor de toda la cabeza. La palabra bantu es un término colonial que se refiere a los afrodescentientes de Zulu que hablan la lengua Bantu. De ahí tiene origen este peinado, el cual también es denominado Zulu Knots. 

¡Y es entonces cuando una de las últimas campaña de Chanel P/V 17, ‘inventa’ los Bantu Knots cien años antes que los africanxs! Asombroso, ¿verdad? Y es que según Karl Lagerfeld (director creativo de Chanel), en un comunicado de prensa, su nueva colección representa…

Jugar con contrastes como capturar la metamorfosis de una criatura contemporánea, un minuto de pop Lolita, el siguiente un ciber punk”. – K. Lagerfeld.

Y mientras Karl Lagerfeld ve este peinado como lo último en la moda, muchas mujeres tienen que protestar en las calles porque no tienen el derecho de llevar estos peinados tradicionales de sus orígenes a escuelas o trabajos. Pero claro, llamemos a esto apreciación cultural y no por su verdadero nombre, apropiación cultural. b33b296a2e74f94f56e5bc768ce6f3e8.jpg

 

Rastas. Son un tipo de peinado formado por cabello enredado y tejido. Sus inicios fueron en África Oriental y el Norte de África. Es usual en los hombres del pueblo Masái, que se las hacen tradicionalmente con un tinte de color rojo extraído de la tierra. También tiempo atrás, los llevaban los egipcios en sus pelucas e incluso se han encontrado momias con pequeñas rastas en sus cabellos.

Pero al igual que Chanel, Marc Jacobs no iba a ser menos. En el fashion show de P/V 17 Marc Jacobs sacó a sus modelos blancas por la pasarela con rastas multicolores.301a1ca3f7beabd7a2b4b2949154e6ab.jpg

Esto, (obviamente) creó un gran revuelo en las redes sociales. Se le hizo una gran crítica, pero claro él no iba a asumir que tenía ciertos privilegios sobre la comunidad negra y que no volvería a hacerlo, así que contestó esto a dos chicas en Instagram…

“…Es gracioso como no criticáis a las mujeres de color por alisarse el pelo.” – M. Jacobs.

CscvadVWYAEm1i7.jpg

Querido Marc Jacobs, solo dejarte claro que cuando las mujeres negras se alisan el pelo no es apropiación cultural porque hay mujeres negras que no tienen una textura de pelo tan dura como otras como para hacerse rastas; porque hay mujeres negras que nacen biológicamente con el pelo liso, rubio  e incluso los ojos azules; y porque ,como he dicho antes, no se nos deja ir con nuestro pelo natural en horarios laborales o escolares, ya que es “inapropiado”. Muchas jóvenes negras se tienen que alisar el pelo todos los días porque si no serán expulsadas de los centros escolares. A través de nuestra historia, las mujeres negras hemos tenido que ser obligadas a seguir el estándar eurocéntrico para que no se nos viera como inferiores y si se nos viera como iguales. Y esto incluye, planchas, alisantes y pelucas.

A mí lo que me parece gracioso es el hecho de que hable de respeto, amor e inspiración de las personas, cuando sólo eligió a unas tres modelos negras para que desfilaran en su colección, cuando lo que hizo fue copiar un estilo de peinado que no le pertenece y le dio crédito a Boy George, Mairyln Manson y  Lana Wachowski. Y que no se me olvide mencionar ese “Yo no veo color o raza, veo personas” mmm… tal vez me recuerde al daltonismo racial.

Y no sólo Chanel o Marc Jacobs han sido protagonistas de la apropiación cultural negra en la industria de la moda, ya lo fue Alexander Mc Queen en su colección de O/I del 2000,  por ejemplo.

No necesitamos que mujeres blancas se hagan nuestros peinados para ayudar a difundirlos, ¿acaso con nosotras ya no es suficiente? Todos estos peinados, y muchos más que no he mencionado, nos los hacemos para rearfirmar nuesta comunidad. No son algo efímero, moderno, o innovador, son mis raíces.

¿Cómo sería América si quisiéramos tanto a la comunidad negra como lo hacemos con la cultura negra? – Amandla Stenberg

 

Anuncios

Marina

Hoy nos sentamos a charlar con Marina. Una joven estudiante de Diseño de Moda que nació hace 18 años en Madrid.

Marina EFAE 20170309_120447
Mercedes-Benz Madrid Fashion Week

Hola Marina, cuentanos, ¿por qué decidiste estudiar Diseño de Moda? Elegir la carrera universitaria que quería hacer no fue fácil. Por una parte tuve la presión del instituto a cursar ciencias sociales, ya que estaba especializado en esta rama y además siempre se ha dicho que es la que más salidas laborales tiene. Por otra parte, algo dentro de mí siempre me ha dicho que he de hacer algo que me apasione, que haga desarrollar mi creatividad y, al fin y al cabo, que me haga sentir viva. Desde muy pequeña, me pasaba el tiempo libre haciendo bocetos de figurines y diseñando ropa a mis muñecas, la cual confeccionaba mi abuela. A pesar de que mi madre tenía miedo de que la moda no tuviera salidas, sabía que era lo mío. Gracias a ella, ahora puedo permitirme estudiar lo que siempre he soñado.

Dicen del mundo de la moda que es un lugar esteriotipado y clasista. ¿Hablamos de mitos o de realidades?
El hecho de que mi universidad sea una de las pocas con un grado oficial universitario en Madrid, tiene por consecuencia el ser privada. Esto hace un poco difícil el acceso, y no por las pruebas sino porque no muchos tienen el poder adquisitivo suficiente como para poder costeárselo. Una gran mayoría de lxs matriculadxs vienen de familias adineradas, y, quieras que no, tienen la mente un tanto cerrada. Sin embargo, hay otrxs con lxs que me siento identificada en ciertos aspectos, ya que al igual que yo viven experiencias desde el punto de vista de lx oprimidx, y es mucho más fácil debatir sobre temas sociales.

¿A qué sector quisieras dedicarte especialmente?
Aún no tengo claro en que me gustaría especializarme, puesto que acabo de empezar. Sin embargo, como he dicho antes, siempre me ha gustado dibujo artístico, así que seguramente me especializaría en el sector creativo, me adentraría más en la parte de ilustración de moda. Aunque, también me parece interesante el sector de confección y patronaje, porque por mucho que me imagine una prenda nunca sabré si será útil hasta que la lleve a la práctica. En cualquier caso, me gustaría que a través de mis diseños manifieste problemas sociales, como es la discriminación.

C0ZI-BtWIAAU-fw.jpg
“I’m not here for you to sexualize me” (“No estoy aquí para que me sexualices”), Protipo O/I 17, Gomes Marina.

¿Cómo te ves de aquí a siete años?
De aquí a siete años espero haber acabado la carrera de diseño de moda. A partir de ahí, me gustaría sacar mi primera colección al mercado; sino, me encantaría trabajar junto a diseñadores como Martine Rose, Fenty o DKNY por ejemplo, pero esto sería algo muy idealizado. Siendo realistas, iría haciendo proyectos mezclando, tres aspectos que me llaman mucho la atención, la comunicación audiovisual, la música y la moda. Es decir, haría alguna que otra fashion film. Si esto último sale bien, me arriesgaría y abriría una tienda online con las prendas que fuera diseñando.

IMG_20170309_120503_902
Autoretrato

¿Te has encontrado ante algún estereotipo por tu condición racial en las aulas?
Sí, no personalmente pero si que he visto este estereotipo de mujer negra en la universidad. Me acuerdo que a principios de curso en las actividades extra escolares nos visitó un estudiante de animación, que ya había acabado la carrera, y nos puso una de sus películas. Al principio de la película se veía a una mujer negra prácticamente desnuda, excepto por una falda de plátanos, que luego era devorada por el público masculino de la escena. Me dio mucha rabia, impotencia e al ver cómo sexualizaban, animalizaban y humorizaban la situación.

¿De qué manera crees que tu presencia empodera a otres persones racializades en una institución universitaria?
Al ser la única negra, que actualmente se encuentra estudiando en esta universidad, creo que incita a otras mujeres y hombres racializadxs (en especial de la comunidad negra) a que luchen por lo que quieren llegar a ser, a que se digan a si mismxs que también pueden, a que sigan teniendo esperanza en vivir lo soñado.

Tus raíces están en Guinea Bissau. ¿Un consejo para todes eses chiques racializades que se están preparando para la Prueba de Acesso a la Universidad?
“Creer es poder”. Y se lo difícil que es creer cuando te ves envuelto en una educación etnocentrista, en la que no se enseñan referentes racializadxs y todo está vinculado a lo occidental. Y no solo eso, un constante recordatorio por parte del alumnado y profesorado de que simplemente por el hecho de ser racializadx no vas a llegar a nada en esta vida. Además de que hoy en día la educación no pone interés en que aprendas, sino en que memorices. Pero yo creo en todxs vosotrxs, ¿si yo pude porque vosotrxs no? ¡Mucha fuerza y ánimo!

Marina está sonriendo. Siempre lo hace. Quizá por eso sea un referente para nosotres. Además de su formación académica y su lucha imparable por conseguir sus metas, siempre regala sonrisas y abrazos.

CUANDO TU CULTURA ES POCO PROFESIONAL

(Foto: Nadine Ijewere)

Siglos, cientos de años, horas de trenzado, lavado, anudado, tejer, lavado telas, enhebradas cuentas, quemaduras y olor a frutas, tirones de tu madre y alivio despues de los bantus, color.
Todo esto, todo lo que te forma como ente, como ser; cúmulo de energías andante, durmiente y sintiente. Los pañuelos que se pone tu madre para ir a la boda de una compañera, que aprendió de su madre, tu abuela, y que ahora te hace a ti; el collar que te protege del mal de ojo que te regaló tu tía, ese tan grande; tu afro, el que te ha costado cuidar y mimar para que llegue a ese espesor; o tus trenzas, con las que llevas unos meses, porque tu afro aun no es lo grande que te gustaría.
Todo lo que te define, cientos de años de cultura, las caricias de tu abuela, la protección, se convierten en inconvenientes fuera de las puertas de tu casa, fuera de tu país.
Años de tradición, religión, se deben evaporar si quieres comer. Son poco profesionales, te dicen. Debes dejar de ser tu, olvidar  siglos, cientos de años, horas de trenzado, lavado, anudado, tejer, lavado telas, enhebradas cuentas, quemaduras y olor a frutas, tirones de tu madre y alivio despues de los bantus, color; ser otro ente, que no corresponde con tu Ser, porque molesta, incomoda. Convertirte en algo frío y neutro. Tus conocimientos, talento, son eclipsado por el pañuelo que llevas, tus pulseras y tus modificaciones corporales. Tu cultura les eclipsa el raciocinio.
Para poder comer tienes que olvidar tu cultura, lo que te define, lo que define a tu madre y abuela. Las canciones, los colores y los sabores. Silenciar las voces de tus raíces. Las cenizas y el fuego se deben apagar.

Dejar de ser para ser ellos.
No queremos comer entonces.

“El amor es tan poderoso, es como las flores que no se ven bajo nuestros pies cuando caminamos” 

Bessie Head